Cara Delevingne contó cómo Harvey Weinstein también intentó abusar de ella

0
229

Estados Unidos.- Cara Delevingne es la actriz más reciente en hablar sobre un supuesto encuentro indeseado con Harvey Weinstein, diciendo en un comunicado que él una vez intentó besarla y además quería verla besándose con otra mujer en una habitación de un hotel.

El martes, el New Yorker había reportado que 13 mujeres han asegurado que el afamado productor cinematográfico las acosó y agredió sexualmente, y tres de ellas, incluyendo la actriz de xXx Asia Argento, lo acusaron de violación. Su representante dijo que “cualquier alegato de sexo no consensual es negado inequívocamente por el Sr. Weinstein”. Él no ha sido acusado de ningún crimen.

El mismo día, el New York Times reportó que Gwyneth Paltrow dijo que Weinstein la había acosado sexualmente hace más de 20 años atrás, mientras que Angelina Jolie le contó al periódico sobre una “mala experiencia” que ella tuvo con Weinstein cuando ella era más joven, y eso la incitó a escoger “nunca trabajar con él de nuevo”.

En un comunicado publicado este miércoles en su página de Instagram, Delevingne dijo que cuando ella empezó a trabajar como actriz, ella estaba trabajando en un filme y recibió una llamada de Weinstein preguntándole si había dormido con alguna de las mujeres con las que se le había visto en los medios. Ella ha sido bastante abierta sobre su sexualidad.

“Fue una llamada muy rara e incómoda”, dijo Delevingne en su comunicado. “No respondí ninguna de sus preguntas y huí del teléfono pero antes de colgar, él me dijo que si yo era gay o si decidía estar con otra mujer especialmente en público, nunca tendría el papel de una mujer heterosexual o no lograría como actriz en Hollywood”.

“Un año o dos después, fui a una reunión con él en el lobby de un hotel con un director sobre una película”, continuó. “El director dejó la reunión y Harvey me pidió que me quedara y que hablara con él. Tan pronto como estuvimos solos él empezó a alardear sobre todas las actrices que han dormido con él y cómo él hizo sus carreras y habló sobre otras cosas inapropiadas de naturaleza sexual. Él luego me invitó a su habitación. Yo me negué rápidamente y le pregunté a su asistente si mi auto estaba afuera. Ella dijo que no estaba y que no estaría por un rato y que yo debería ir a su habitación. En ese momento me sentí desprotegida y asustada pero no quería actuar de esa manera esperando estar equivocada sobre la situación”.

Ella dijo que cuando llegó, se sintió “aliviada” al encontrar a otra mujer en la habitación y pensó que estaba “a salvo”.

“Él nos pidió que nos besáramos y ella comenzó a moverse en su dirección”, dijo sobre Weinstein. “Yo me paré rápidamente y le pregunté si él sabía que yo podía cantar. Y comencé a cantar… pensé que haría que la situación fuese mejor… más profesional… como una audición… estaba tan nerviosa. Después de cantar dije de nuevo que me tenía que ir. Él me llevó hasta la puerta y se paró frente a ella y trató de besarme en los labios. Lo detuve y logré salir de la habitación”.

El representante de Weinstein no tuvo respuesta inmediata a las declaraciones de Delevingne cuando E! News lo contactó.

Antes de que el New Yorker publicara su historia el martes, el New York Times había reportado que Weinstein había llegado a ocho acuerdos con mujeres que hicieron alegatos de pasados acosos sexuales y contactos físicos indeseados. Después de que esa historia fuese publicada, el productor dijo en un comunicado, “Entiendo que la forma en la que me he comportado con mis colegas en el pasado ha causado mucho dolor, y sinceramente me disculpo por ello”, y agregó, “He buscado terapistas y planeo tomarme un tiempo libre de la compañía y lidiar con esos problemas”. Más tarde él fue despedido de la Compañía Weinstein.

A pesar de su disculpa pública, Harvey aún planea demandar al New York Times por un estimado de 50 millones de dólares debido a su historia, la cual según uno de sus abogados está “saturada con declaraciones falsas y difamatorias”.

“Aún así obtuve el papel para el filme y siempre pensé que él me lo dio debido a lo que pasó”, continuó Delevingne. “Desde entonces me sentí horrible por haber hecho esa película. Sentía que no merecía ese papel”.

Delevingne no dio el nombre de la película. Su último filme, Tulip Fever, que empezó a filmar en 2014, fue coproducido por la Compañía Weinstein.

“Dudé tanto sobre hablar”, dijo la actriz. “No quería herir a su familia. Me sentía culpable, como si hubiese hecho algo malo. También me aterraba que este tipo de cosa le ha pasado a tantas mujeres que conozco, pero nadie dijo nada por miedo”.

En un segundo post de Instagram, Delevingne dijo, “Quiero que las mujeres y las niñas sepan que ser acosadas o abusadas o violadas JAMÁS es su culpa y no hablar de ello siempre causa más daño que decir la verdad. Me siento aliviada por poder compartir esto… De hecho, me siento mejor y estoy orgullosa de las mujeres que son lo suficientemente valientes para hablar… esto no es fácil, pero hay fuerza en nuestros números”.

“Como dije, este es solo el comienzo”, dijo. “En toda industria y especialmente en Hollywood, los hombre abusan de su poder usando el miedo y se salen con la suya. Esto debe parar. Mientras más hablemos sobre ello, menos poder les damos. Las animo a todas a hablar y a la gente que defiende a esos hombres, ustedes son parte del problema”.

Fuente: la.eonline.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here